sábado, 19 de mayo de 2012

Prejuicios - MN

Si hablo de prejuicios debo empezar hablando de mi mismo dado que es una continuación del ego.
Está claro, que entre las corsas que me conforman como persona están mis juicios, mis deliberaciones pero también están esas ideas preconcebidas, tanto hacia mi mismo como hacia los que me rodean e incluso hacia los que no conozco.
Como curiosidad personal, yo suelo y solía dar testimonios de vida referentes al lugar donde estudio y me formo y lo que ha significado para mi la fe, dado que creo en Dios, y nunca me preparaba guión, siempre, al igual que cuando escribo dejo que todo salga como debe salir, porque creo que ya se dicen y preveen demasiadas cosas, que son artificiales, no acaban de ser veraces en su totalidad porque nos esforzamos en que no lo sean inconscientemente, dado que así nos han enseñado. 

Como iba contando, en uno de estos testimonios, al estar ya introducido y tras la presentación me salió una pequeña carcajada, una risa de estas que se contagian despues de ser explicadas, y es que me dí cuenta en aquel momento tal y como dije: "Pues hoy os vengo a hablar de prejuicios..." Y a quién no se le desorbitaban los ojos miraba para otro lado, porque eso era saltarme el guión de lo que ellos esperaba que yo dijese. Es sorprendente la alegría que se causa al sorprender a alguien.
Tras enumerar los prejuicios como tales y como los había roto a lo largo de mi vida no extensa pero si intensa, supe decir lo que en más palabras hubiese sido mediocre... La simpleza, en su acepción de mediocridad, se alarga y agobia como una sombra en verano, lo escribí esa misma noche, que ni acaba de quitar el sofoco ni llega a dar bienestar.

A mi, como a cualquiera, me enseñaron a crecer entre infinitud de prejuicios, a las personas, a los lugares, ¡Hasta al arte! ¿Qué critican de la cultura urbana? Yo he crecido escuchando rap, yo he visto a uno de los artistas que más me ha marcado en mi vida tras su directo bajarse del escenario y estar sin mirar el reloj hablando conmigo, charlando de nuestras cosas como si nos conociesemos de toda la vida. ¿Qué critican del cine? Esa estupided de criticar el cine español cuando solo han visto películas que son parodias. Se saltan pasos, a mi me ha marcado tanto una cosa como la otra, yo he estado con escritores y guionistas españoles que igualmente me han tratado con tanta generosidad y tiempo como a sus obras, las cuales gente ni se molesta en vislumbrar por una sucia idea que refleja una sociedad cerrada, encerrada en ideas que no hacen más que parar.

Seré sincero diciendo, que me importa más bien poco la crisis, mientras hay grupos de voluntarios y personas donando dinero, alimentos, ropa... Y los que son donados, por ideas preconcebidas están criticándolos, esa es la verdadera crisis.
La crisis de no saber ver la verdad.
Tus ideas, metas, sueños, religión, ideales, amistades, gustos... Nunca, repito y enfatizo ese nunca, son motivo de una etiqueta, de un insulto, de una mala cara, nadie merece tal cosa.
¿Y el color de piel? Claro, eso ya directamente no es nombrable como prejuicio, está muy claro y por ello lo he obviado, aun que no es malo recalcar, que seamos de donde seamos en otro lugar nosotros seremos los invitados. No se puede prejuzgar ni siquiera nombrarse por esto en un grupo social u otro.

Para terminar debería responder al concepto ¿Qué son los prejuicios?
Queridos asiduos, lectores, amigos... Los prejuicios no existen.
Nosotros somos el prejuicio. El prejuicio es odio. Es una creación por nosotros mismos que solo nos pierde y nos hace perder el tiempo. Nosotros somos los que heredamos y sucedemos ideas erróneas.
Nosotros solo tenemos la solución.

Si quieres conocer, conoce.
Si quieres encontrar no temas a perderte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario