viernes, 9 de diciembre de 2011

Ego - JJ


Yo. Ego. Εγώ. Io. Ich. Moi. I.
Piense yo en el idioma que piense yo, yo soy Yo. Otros me llaman Jero, Jmko o JJ. Yo firmo mis papeles como Jmko o JJ Varas.
Pero yo no soy un nombre. Yo soy un cúmulo de experiencias, de pensamientos, de sensaciones y emociones, de ocurrencias, de cálculos. Un conjunto de huesos, músculos, tendones, nervios y órganos. Yo soy todo eso entrelazado en un sistema complejo y mucho más. Yo soy cada palabra que uso, la intención con que uso cada palabra y su resultado.
Yo soy lo que soy, lo que hago, lo que como, lo que bebo, lo que execro y lo que no soy.
Es decir, que soy todo lo que soy, y soy todo lo que no soy. Tanto me define el decir que soy moreno como decir que no soy rubio, que soy inteligente o que no soy ágil con los números. Así pues, para buscarme no me basta con mirarme en un espejo, o con cerrar los ojos y mirar dentro de mí. Tengo que buscarme también en los ojos del resto de personas, en las conversaciones, anécdotas e insultos que se retumban en el aire de mi ciudad, de tu ciudad y de la suya.
Entonces, es cuando sé que nunca me conoceré del todo. Y cuando tengo la certeza de que nunca me aburriré de mí mismo porque siempre podré sorprenderme. Pero no dejo de perseguir el conocimiento de qué soy yo, ya que sólo así podré ser feliz. O quizá el perseguir y conseguir poco a poco conocimiento es lo que me hace feliz a cada momento.
Yo soy yo. Yo soy. Yo existo. Yo vivo. Yo vivo mientras tenga una motivación. La motivación es eso por lo que te mueves, eso que te da energía. Lo que te inspira fuerza y ganas. La inspiración.
Yo soy inspiración hecha carne, tinta y hueso. Yo soy mientras esté inspirado. Y cuando estoy inspirado me vacío al expresarme. Y entonces vivo en mis creaciones. Yo soy mis creaciones. Pero mis creaciones no dejan de ser inspiración en esencia.
Yo soy la causa de las causas. Yo soy lo que me hace capaz de lo más bello y de lo más deleznable, de lo más vomitivo y de lo más adorable, de lo más constructivo y de lo más destructivo.
Yo soy un Dios Creador, un ser humano como otro cualquiera. Yo soy vosotros, vosotros soy yo, y a la vez, nadie más que yo soy yo. Porque no hay nadie más que tenga la misma configuración. Eso sí, en esencia somos lo mismo, porque estamos hechos de la misma esencia.
Yo soy yo.
O a lo mejor soy una enorme pompa de jabón de colorines, con música infinita dentro.
“Causa causarum miserere mei”
"Causa de las causas, ten piedad de mí"
Marco Tulio Cicero

JJ Varas

1 comentario:

  1. Buenas señor Jmko,he decidido seguir el presente blog y lo mejor era empezar por las entradas más antiguas,así que en ello estoy.Me ha encantado la que parece ser tu introducción como uno de los autores de este blog.A diferencia de yo,tienes muy claro quién eres y qué haces en la vida,lo cual me alegra mucho por ti.Un abrazo.

    ResponderEliminar